miércoles, 24 de mayo de 2017

Tiempo sin aire

(2015) España
Samuel Martín Mateos, Andrés Luque Pérez

Tiempo sin aire es una extraña historia de venganza y reconciliación, que une en una pirueta muy difícil de digerir la guerra colombiana, mercenarios españoles, violaciones brutales, venganzas diferidas. La película, no solo por lo rocambolesco del argumento, sino por la puesta en escena, me resulta increíble en muchos, demasiados momentos. Cuenta con el trabajo irrreprochable de la actriz colombiana Juana Acosta y la siempre segura presencia de Carmelo Gómez, actor que se prodiga poco en cine últimamente, y que es una debilidad mía, el actor español que mejor habla, como creo haber dicho alguna vez por aquí.

Pares y nones

(1982) España
José Luis Cuerda

Otro debut, este el de José Luis Cuerda, con guion propio. Se trata de una comedia costumbrista sobre las relaciones de pareja, protagonizada por Antonio Resines; no una comedia pura, sino más bien un retrato absurdo y poliédrico, creo que pesimista en el fondo, de la incomunicación y el fracaso continuo del amor y las relaciones. Hay trazos claros de la deriva que tomaría el cine de Cuerda, sobre todo en un diálogos en ocasiones delirantes, pero declamados con total seriedad.

Noche de verano

(1962) España
Jordi Grau

Ópera prima de Jordi Grau, muy influenciada por el cine italiano, Antonioni, Fellini, Rossellini, se trata de una película que debiera ser más conocida. Debe ser de las primeras películas "distintas" del cine español, que de la luz al verde a esos nuevos temas y aires que tomarían otros directores con mayor reconocimiento. Cierto que su carrera posterior, muy irregular y errática, no da pie a recuperar esta cinta, pero es un buen vistazo a la clase media alta de Barcelona de la época, a sus prejuicios y vacíos. Un buen debut, al que le faltó continuidad.

domingo, 21 de mayo de 2017

Una educación

An education (2009) UK
Lone Scherfig

Sobre un trabajado guion del escritor Nick Hornby, de origen literario, la danesa Lone Scherfig, que, revisando su filmografía, descubro que me ha dado algún buen rato viendo cine, pone en escena una historia de despertar a la vida de una brillante estudiante que deja la vida marcada que les espera, paso por Oxford incluido, ante el canto de sirenas que le propone un timador y ladrón rompecorazones. Una película que gana muchos enteros, y que supera su ocasional falta de profundidad, con la espontánea y apabullante interpretación de la joven Carey Mulligan.

lunes, 15 de mayo de 2017

Una mujer cualquiera

(1949) España
Rafael Gil

Segunda de las tres películas consecutivas que la gran María Félix rueda en España a las órdenes de Rafael Gil. Si la primera, Mare nostrum, se trataba de una adaptación de prestigio de  Blasco Ibáñez, esta segunda tiene guion de Miguel Mihura (no abundan las películas de Rafael Gil sin fuente literaria). El talento de Mihura para el guion está poco reivindicado. Era un gran aficionado al cine americano, y pone aquí al servicio de la diva un buen thriller romántico (con alguna frase memorable) que se va cerrando sobre los dos personajes principales, el de la actriz mexicana, zarandeada y vapuleada por la vida, y el del actor portugués Antonio Vilar. Una competente película de género, de lo mejor de su director.

El diario de Noa

The notebook (2004) USA
Nick Cassavettes

Adaptación de una novela del especialista en melodramas Nicholas Sparks, se trata de un drama romántico narrado en dos lugares en el tiempo, con el noble fin de emocionar el respetable. Película basada en sensaciones muy físicas (esos atardeceres sureños, esos paisajes húmedos (he estado cerca de ellos este verano)), y en la más que notable química entre Ryan Gosling, en estado de gracia, y Rachel McAdams. En el otro lado está la madre del director, Gena Rowlands, nada menos. En otras palabras, un melodrama moñas bastante conseguido, bonito.

Demonios en el jardín

(1982) España
Manuel Gutiérrez Aragón

Es de lamentar que cineastas tan personales como, en el caso anterior, Carlos Saura, o este, Gutiérrez Aragón, hayan abandonado toda actividad como cineasta o, en el caso de Saura, dedicarse en exclusiva al documental. Demonios en el jardín, escrita con su guionista habitual, Luis Megino, al parecer está inspirada en un episodio de la infancia del director, cuando tuvo que permanecer en cama durante mucho tiempo, aprovechando para ver la vida que pasa alrededor. Algo parecido ocurre aquí, y lo que pasa alrededor es la España rural franquista. Como en otros relatos de Gutiérrez Aragón, prefiere una narración basada en los datos mínimos, una austeridad descriptiva que huye de explicaciones redondas o detalles sobre los personajes. Muy notable la participación de la expresividad de Ángela Molina y la elegante presencia de Ana Belén alrededor de este muchacho.

La madriguera

(1969) España
Carlos Saura

La sexta película de Saura, con guion de Azcona y de la propia Geraldine Chaplin, es un relato cerrado y asfixiante sobre una pareja burguesa, que vive en un moderna casa de diseño vanguardista, a la que pronto asalta el pasado de la mujer, representado por sus muebles, que va infestando la fría vida de la pareja, que se entrega a juegos y cuyas fronteras con la "vida real" se van borrando. Veo más del mundo de Saura que el de Azcona en una película que causa desasosiego y extrañeza, molesta e incómoda en ocasiones, de una etapa especialmente creativa de su autor.